El tiempo - Tutiempo.net

Agencias de turismo negocian con el Gobierno compensar el fin de las cuotas con créditos para viajes

0


Compartí esta nota

Las agencias de viajes quieren compensar las caídas que sufrieron por el fin de las cuotas para el turismo en el extranjero, con nuevos créditos para financiar viajes. Le piden al Gobierno armar mesas de trabajo con el Ministerio de Turismo y el Banco Central (BCRA) que generen herramientas financieras que incentiven la demanda de paquetes turísticos.

A fines de noviembre, el Gobierno decidió prohibir la financiación en cuotas de los viajes internacionales, algo que estiman ya generó una caída del 40% de la actividad de las agencias de turismo en diciembre.

En aquella oportunidad, las autoridades de la cartera de Turismo, directivos del BCRA y miembros de las diferentes cámaras del sector se reunieron con el objetivo de armar mesas de diálogo entre las partes para buscar un sistema de financiación paralelo que incentive la actividad. Lo cierto es que esas reuniones hoy parecen estar en stand by.

“En aquella oportunidad desde el Gobierno se comprometieron a reunirse de forma periódica con los jugadores del sector. Lo cierto es que hoy la energía está en la negociación de la deuda con el FMI por lo que nuestros reclamos pasaron a un segundo plano”, explica Daniel Hana, presidente del Foro Argentino de Consultores de Viajes Empresariales (Facve).

Para Hana es fundamental diseñar e implementar un esquema de incentivos para estimular la ampliación de la oferta de vuelos de cabotaje, poner fin a las bandas tarifarias y para reabrir el aeropuerto del Palomar.

“La falta de financiación es un factor más que viene a complicar el escenario que atraviesa el sector. Pero junto al control de precios en los tickets aéreos lo que se hace es restringir la llegada de inversores y de nuevos jugadores para el sector, que son fundamentales en momentos de crisis”, agrega.

La medida pensada para intentar frenar la salida de dólares del país, según los jugadores del sector traerá como consecuencia un freno al ingreso de divisas, al caer el número de visitantes foráneos.  Esto redundará, además, en menores ingresos para prestadores locales de turismo (hoteles, excursiones, vuelos de cabotaje, etc), que recibirán menos extranjeros, que suelen abonar tarifas más altas.

Para el empresario turístico, estas medidas desalientan las inversiones y perjudican a la economía global. “Hoy el argumento del gobierno es que hay un déficit muy grande entre los dólares que entran por turismo y los que se van. Pero nosotros consideramos que el 50% de los conceptos que están dentro del rubro de turismo, no pertenecen a nuestro sector”, agrega.

Es que según explica Hana, los productos de tecnología que se compran en el exterior a través del sistema de envíos, servicios de Netflix o Google que se pagan en dólares están dentro de los conceptos turísticos y no lo son.

Le pedimos al Banco Central un detalle de aquellos dólares que se están yendo en materia de turismo y no nos dieron lugar. No pudimos acceder a esa documentación”, finaliza.

CÓMO FUNCIONA EL PRE-VIAJE

En 2021, la recuperación de la actividad se registró y se vio impulsada por el programa Pre-Viaje del Gobierno Nacional, que sirvió para motorizar la actividad turística en todo el país. Sin embargo, hoy los vuelos de cabotaje están “a un 34% de recuperación de los números pre-covid, es decir de 2019”, explica Hana.

“Este año, el Pre-Viaje traccionó tres veces más de lo fue en su edición pasada y creemos que es una medida que debería quedarse en el tiempo”, aporta Fabricio Di Giambattista, CEO de Columbia Viajes.

“Entendemos que el camino es no sólo apoyarse en los destinos turísticos ya establecidos sino abrir el abanico hacia nuevas opciones. Para eso será necesario los incentivos por parte de los Estados provinciales”, explica el empresario turístico.

LAS BANDAS TARIFARIAS

El control en las valores establecido por el Gobierno a fin de año, vuelve a fijar tarifas máximas y un sistema de bandas tarifarias para los vuelos de cabotaje, y ordenó al Ministerio de Transporte determinar las bandas en un plazo no mayor a 180 días. 

El techo tarifario había sido eliminado por la Administración de Mauricio Macri en enero de 2016, mientras que el piso fue derogado en agosto de 2018.

“Las bandas tarifarias no son buenas, desalientan las inversiones en el país. Las aerolíneas que operan en la Argentina empiezan a destinar sus aviones a otros sitios donde la ecuación es más redituable”, explica Hana.

Otro de los pedidos del sector es “Reabrir el Aeropuerto de El Palomar para operar vuelos de cabotaje y desarrollar nuevos centros de conexiones (Hubs) para morigerar costos, mejorar la calidad de las conexiones e incrementar el federalismo”.

Necesitamos previsibilidad, mayor inversión e infraestructura”, define Hana. “Históricamente, el mercado aéreo doméstico argentino se caracterizó por un menor nivel de desarrollo respecto al alcanzado por muchas otras naciones latinoamericanas”, concluye.

Por: BELÉN FERNANDEZ
Fuente: El Cronista


Comments are closed.