Clima en Salta

Consejos útiles para encarar diariamente el Teletrabajo

0


Ante la situación de cuarentena y pandemia, muchas personas volcaron sus actividades a la conectividad desde el hogar. Un alto porcentaje en Argentina señala dificultades para congeniar ambas vidas, laboral y familiar, en un mismo espacio. Una profesional española elaboró una serie de recomendaciones para encarar de manera efectiva esta faceta de la “nueva normalidad”.

Durante las últimas semanas cobró vigencia el debate por una práctica que se hizo cada vez más cotidiana debido a la pandemia. Hablamos del Teletrabajo, o Home Office, que fue implementado durante los pasados meses y todo indica que seguirá un rumbo creciente. La semana pasada el proyecto de ley para su regulación fue aprobado en la Cámara de Diputados de la Nación, y en los próximos días podría obtener el visto bueno del Senado.

Según un estudio del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) en la etapa previa a la pandemia, en la Argentina entre el 27 y el 29 por ciento de todos los trabajos podrían haberse realizado a distancia, pero sólo un 8 por ciento lo hacía. Es decir, de un total aproximado de 11,7 millones de trabajadores cubiertos por la Encuesta Permanente de Hogares (elaborada por el INDEC), entre 3,1 y 3,3 millones se dedican a tareas que podrían ser realizadas desde el hogar.

Según una encuesta de Adecco Argentina, realizada a un total de 3.800 trabajadores argentinos, el 51% está dispuesto a continuar con la rutina laboral desde sus hogares tras la pandemia, un 12% prevé trabajar en sus casas, mientras que el 37% no tuvo la posibilidad de hacer teletrabajo durante la cuarentena.

Al ser una actividad relativamente novedosa para muchas personas, suele suceder que hay muchos inconvenientes a la hora de encararla. Así un 28% refirió a mantener una rutina estable; 24% mencionó la conexión a Internet; 21% indicó la dificultad de trabajar con la familia alrededor; 10% a trabajar solo; 8% a las exigencias del trabajo; 6% a las actividades de la casa y 3% a la necesidad de ayudar a los chicos con las tareas del colegio. Un 28% de los encuestados indicó que le “resulta complicado alcanzar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal”; 47% dijo que “depende cómo se organice cada uno”; mientras que el 18% dijo que “no tuvo complicaciones en ese aspecto”.

Atentos a esta situación, retomamos a Beata Kornasiewicz, Directora de Recursos Humanos del portal de empleo Prontopro.es, quien fue consultada por una revista internacional de economía, ahí brindó cinco consejos para la gente que por la circunstancia actual debe mantener este vínculo laboral, e incluso planea sostenerlo luego de la cuarentena.

1. Mantén la rutina de trabajo. En la vida cotidiana, todos terminan teniendo una rutina, incluso aquellos que se consideran poco organizados. Sin embargo, en momentos como el actual en el que la oficina se ha trasladado a la casa, crear o mantener tus hábitos diarios es clave. Por lo tanto, se recomienda que el profesional se despierte, se bañe, desayune y se vista como si fuera a salir a trabajar (no es necesario que sea algo elaborado, al menos quitarse el pijama). De esta manera, es más fácil para el cerebro entender que, a pesar de estar en casa, es hora de trabajar.

2. Organiza tu tiempo. También se deben mantener los horarios: si se suele entrar en la oficina a las 9 de la mañana, se debe encender el ordenador y empezar la jornada laboral a esa misma hora. La regla también se aplica a la hora de comer y a la hora de descansar: no se debe comer con el ordenador al lado. Beata explica que “ahorrarás tiempo en el traslado hasta la oficina, pero eso no significa que tengas que trabajar más. La sobrecarga de trabajo hace que el empleado pierda calidad de vida, lo que provoca desatención y agotamiento; por ello es clave aprender a diferenciar entre las horas laborales y el tiempo libre”. Otra recomendación es organizar tu día desde temprano haciendo una lista de las tareas que debes cumplir.

3.Espacio apropiado. Para mantenerse concentrado, el empleado necesita encontrar un lugar en la casa donde pueda trabajar. El espacio ideal es uno con buena luz, temperatura agradable y poco ruido. Además, no hay que dejar de lado la comodidad: una silla adecuada y una mesa son objetos simples, pero que traen resultados beneficiosos. Beata también recomienda trabajar con la ventana abierta, pues “el cerebro necesita oxígeno para trabajar de la mejor manera”. Otro punto importante es que el empleado informe a la familia que, aunque está en casa, está trabajando; de esta manera es posible minimizar y evitar las interrupciones y distracciones.

4. La comunicación con el equipo. Aunque el modelo de trabajo de la oficina en casa separa geográficamente a los equipos, el empleado no debe aislarse del resto de sus compañeros. Es importante utilizar todas las herramientas disponibles para que no se pierda la comunicación. Un diálogo efectivo a través de mensajes instantáneos, correos electrónicos, llamadas o incluso videoconferencias les permitirá estar alineados en todos los proyectos en los que estén trabajando conjuntamente.

5. Hora de desconectar. Conocer el momento de desconectar es también parte del trabajo. “Estar en casa no significa estar disponible para el trabajo 24 horas al día, 7 días a la semana. El profesional no tiene por qué responder al correo electrónico a las 11 de la noche”, aclara la Directora de Recursos Humanos de Prontopro; quien también recomienda utilizar el tiempo libre para mantener las relaciones con los compañeros de trabajo, así el profesional se sentirá acompañado en todo momento. Organizar un almuerzo con los colegas o incluso hacer juegos por videoconferencia pueden ser prácticas muy efectivas para reforzar los equipos.

Dossier Web


Los comentarios están cerrados.