El tiempo - Tutiempo.net

Creó una plataforma para cobros y pagos millonarios luego de irse a estudiar a Holanda y volver con una idea

0


Compartí esta nota

Corría 2016 y, con solo 27 años, Felipe Lanusse iba a poner su primer emprendimiento para el campo para brindar servicios financieros, de consultoría y asesoramiento para grandes empresas agropecuarias.

Licenciado en administración de empresas, máster en finanzas y parte de una familia con una gran tradición en el campo, enseguida entendió que, de ese primer desafío, debían nacer otros que atendieran las necesidades directas del productor en particular, ya no de grandes compañías.

Fue así que, un par de años más tarde y con Agrifex en funcionamiento, partió a Holanda para realizar capacitaciones en torno a las fintechs relacionadas con el agro. Allí pensó la idea de una plataforma en donde el productor tenga la posibilidad de encontrar cuatro soluciones tecnológicas de cobros, pagos, crédito e inversión a su actividad diaria.

Cuando regresó, en 2020, lo conversó con su socio Luis Casanova y creó una fintech a la que llamó Bamba. Sumó a Argensun y a Fernando Chaied, con mucha experiencia en tecnología, como las otras patas de la del desarrollo: agro, finanzas y tecnología, donde cada parte iba a realizar su aporte de conocimiento.

“El nombre lo elegí porque bamba significa pampa en lengua aborigen y me pareció una buena denominación para la plataforma que estaba dirigida a la gente que formaba parte de la pampa húmeda. Estos cuatro verticales, de cómo cobro un pago, cómo me financio, en qué invierto y cómo me cubro (seguro), formarían parte de un solo sistema integral transaccional”, dijo Lanusse a LA NACION.

Según comentó Lanusse, que posee campos familiares en La Cruz, en la provincia de Corrientes, y en Río Cuarto, Córdoba, la idea era poder brindar los mejores servicios financieros y tecnológicos al productor agropecuario, de una manera accesible.

“Entendimos que había una necesidad y allí hicimos hincapié. La finalidad nuestra es poder transformar el día a día financiero del productor, sobre todo teniendo en cuenta que el volumen de pagos que mueve el sector agropecuario es gigantesco y supera los US$20.000 millones anuales”, aseguró.

Uno de los primeros pasos para avanzar en esa propuesta integral fue que el Banco Central les aprobara la billetera virtual con la figura de PSP (Proveedores de Servicios de Pago). A eso se sumó que días atrás lanzaron, en conjunto con MasterCard, una tarjeta prepaga. “Para esta empresa, es la primera vez que realizan algo para el sector agropecuario”, destacó.

Para el emprendedor, son infinitas las posibilidades que tiene ahora el productor, desde pagar semillas y fertilizantes hasta cargar gasoil, salir a comer y conseguir extensiones para los gastos de los hijos. “Al igual que en Mercado Pago y Ualá, en Bamba los productores agropecuarios podrán cobrar sus granos directamente allí, invertir sus saldos diarios y efectuar pagos”, indicó.

“Con la billetera es posible acceder a dólar bolsa, seguros y coberturas financieras porque el productor en el campo se maneja con ciclos, por ejemplo la venta de hacienda tiene lugar dos o tres veces por año”, añadió.

Con una inversión de US$500.000 y ya con 200 productores como clientes, su concepción hacia adelante es seguir construyendo la empresa. A fin de año, apuestan a terminar de desarrollar las alianzas comerciales y sumar unos 1500 productores.

“El año pasado fue tiempo de los desarrollos tecnológicos y este 2022 apostamos a dar los primeros pasos firmes en la fase comercial. Buscamos trabajar con distintas zonas productivas del país y con otras actividades, como pueden ser las economías regionales. Hacer una ronda de inversión para buscar capital es una posibilidad, pero creemos que todavía no llegó el momento. La facturación será una consecuencia importante de todo lo anterior”, cerró.

Por Mariana Reinke
Fuente: La Nación


Comments are closed.