Clima en Salta

De Salta al Balseiro, María Laura Cruz, la primera ingeniera nuclear de la provincia

0


Compartí esta nota

María Laura Cruz tiene sólo 24 años y se coronó como la primera ingeniera nuclear salteña, cursó sus estudios de grado en la Universidad Nacional de Salta y el prestigioso Instituto Balseiro. Es una de las alumnas del querido profesor Daniel Córdoba, hoy está a punto de terminar su maestría contó a Dossier Web cómo nació la pasión por su profesión.

¿Qué hace un ingeniero nuclear?
María Laura cuenta que un ingeniero nuclear se dedica al empleo de radiaciones provenientes de las reacciones nucleares para utilizarlas en distintas áreas. Se las usa principalmente para la generación de electricidad, en la medicina, en el área aeroespacial y la industria alimentaria.

¿Cómo nació el sueño de ser ingeniera nuclear?
Apareció cuando estaba estudiando ingeniería química en la UNSa, en el segundo año. En una materia vimos lo que era la energía nuclear, vi toda la física que había detrás de ella y sus aplicaciones.
Hasta ese entonces yo solo pensaba que se utilizaba para generar electricidad y hacer armas nucleares, pero no sólo se trataba de eso, había múltiples aplicaciones, lo cual me hizo verla con otros ojos.
Luego de mucha investigación web me sentía muy atraída hacia esa carrera, y luego de pensarlo mucho decidí cambiar y estudiar lo que realmente me apasionaba.
Tenía conocimiento sobre el Instituto Balseiro en Bariloche, ya que en la secundaria solía ir al taller de “Física al alcance de todos”, que dictaba Daniel Córdoba, en donde él y otros chicos se encargaban de contar sobre ese instituto. Me contacté con Daniel para que me ayude a preparar el examen de ingreso y me recibió con los brazos abiertos. Y fue así que me preparé junto a otros chicos por unos meses, aprobé y pude entrar a estudiar en esa prestigiosa institución.

¿Cómo podrías resumir tu experiencia académica?
El lema de “estudiar en el Instituto Balseiro es diferente”, es muy acertado. La enseñanza es muy personalizada y distinta a cualquier otra universidad. Hay un profesor cada 10 alumnos y te tratan como a un “futuro colega”. La pasión con la que transmiten sus conocimientos es inigualable.
Además de eso, el instituto está hecho para estudiar, con aulas y una biblioteca abiertas las 24 horas, laboratorios con aparatos de punta a nuestra disposición, pabellones para vivir y distintos espacios para recreación.

De Salta al Balseiro ¿Cómo fue esa transición?
En el Instituto Balseiro comencé con el pie izquierdo. La verdad me costó mucho adaptarme a la alta carga horaria, la gran cantidad de contenidos y a estar lejos de mi zona de confort. Pero con la gran ayuda de mis amigos y profesores pude salir adelante y vencer todos los obstáculos que se me presentaban. Sin ellos no podría haber conseguido mi título de ingeniera nuclear.
Fuiste alumna del profe Córdoba, nos podrías contar ¿cómo fue tu experiencia con él y cuál fue el rol que cumplió en tu camino académico?
Daniel fue una persona que sembró en mí la pasión por las ciencias duras. La pasión con la cual enseñaba la física es inolvidable. Desde que empecé a ir a su taller mi rendimiento en esa materia mejoró notablemente. Él me impulsó a estudiar ingeniería en la UNSa, y cuando decidí estudiar ingeniería nuclear, me impulsó y apoyó grandemente siendo que en ese entonces no era muy cercana a él. Nunca dudó de mis capacidades y siempre me alentaba a seguir creciendo.

¿Actualmente estas en Salta?
Sí, estoy en Salta desde marzo, cumpliendo la cuarentena con mi familia. Apenas me enteré que no iban a haber clases presenciales, volví rápidamente a mi provincia desde donde continúo con mi especialización.

¿En qué proyectos estás trabajando?
Estoy haciendo una maestría en física médica, con el fin de especializarme en medicina nuclear, el área que decidí para mi futuro. Ya estoy en las últimas instancias realizando mi tesis a distancia.

¿Cómo vez la ingeniería nuclear en Argentina?
Es un área que no para de crecer en nuestro país. Los egresados del Instituto lograron grandes proyectos tanto a nivel nacional como internacional, ya que la formación que nos dan es bastante fuerte y nos hace destacar no sólo en el ámbito nuclear sino en cualquier empresa.
¿Cómo se relaciona la ingeniería nuclear con el sector empresarial?
Las radiaciones se pueden utilizar para realizar el control de calidad de distintas partes de equipos, como así también para la automatización de procesos industriales. Por otro lado, en el caso de productores de frutas frescas, la irradiación de sus productos les permite conservar la integridad frente a distintas plagas. De esta manera, se prolongará el tiempo en que esa fruta pueda ser consumida, facilitando a los productores expandir su mercado a lugares más lejanos.

¿Qué se siente ser la primera salteña ingeniera nuclear?
Siento que es una gran responsabilidad. Por otro lado, siento que le debo mucho a mi país, ya que toda mi educación universitaria fue pública. Por lo cual trato de ser un buen ejemplo para los jóvenes salteños y difundo a lo largo de la provincia las posibilidades de estudio que tienen fuera de Salta; además de contarle sobre qué se hace en ingeniería nuclear y qué posibilidades hay después con ese título. De esta manera busco devolver todo lo que mi país me brindó a lo largo de mi formación.

Dossier Web


Los comentarios están cerrados.