Clima en Salta

Durante la pandemia aumentaron los delitos informáticos y recomiendan a empresas fortalecer sus sistemas de seguridad

0


Compartí esta nota

En la era de la información y luego de que en los canales digitales aumenten sustancialmente las visitas de cibernautas, el delito informático creció notablemente durante la pandemia, así lo explicó a Dossier Web Gustavo Sain, director Nacional de Ciberseguridad.

Primeramente explicó que los delitos informáticos son todos aquellos hechos donde se utiliza un dispositivo informático, es decir cualquier aparato que procese datos ya sea un celular, una computadora, una notebook, una tv, una consola de videojuegos para cometer un ilícito.

Lamentó que la mayoría de los casos registrados no son debidamente denunciados y por ende no llegan a la justicia; sin embargo recomiendan a las empresas fortalecer sus sistemas de seguridad y advertir a la población en general cuáles son las modalidades más comunes, algo que trabajan desde la Secretaría de Innovación Pública de la Nación.

Destacó que existen modalidades delictivas orientadas a usuarios particulares y otras a personas indefinidas, esto se vio incrementado por en base a la cantidad de  incidentes informáticos registrados en las organizaciones y las denuncias más que legales mediáticas.

Reflexiona en que el aumento de casos puede estar relacionado al incremento del tiempo de uso de servicios y aplicaciones de internet a partir del teletrabajo y la educación a distancia, sumado a que se han facilitado canales de denuncia en forma remota.

Gustavo Sain

A partir de un análisis de los registros de incidentes gestionados por el Centro Nacional de Emergencias Informáticas (CERT.ar) pudieron conocer que hoy los delitos informáticos son de una mayor sofisticación y complejidad en las técnicas utilizadas.

Destaca que se utilizan mayormente tres tipos las estafas en línea, la distribución de ransomware y ataques de denegación de servicio a través la proliferación de noticias falsas o fake news, lo que muestra la existencia de nuevas modalidades de delitos ya existentes.

Gustavo explica que las estafas en línea, mayoritariamente se produjeron a través de campañas de phishing, una técnica utilizada por estafadores para robar datos de sus víctimas y así poder luego cometer un ilícito mayor.

“Estas solicitudes fraudulentas empezaron a ser dirigidas, personalizadas, con datos previos de la víctima para hacer más creíble el engaño. A esta modalidad se denomina spearphishing y notamos que se produjo un notable incremento de casos durante el año pasado”.

Respecto al ransomware explicó que “es un software malicioso que encripta determinados archivos sensibles de un dispositivo para que después un secuestrador solicite un rescate de los mismos a cambio de Bitcoins bajo amenaza de hacer público los mismos en internet”.

Sobre estos últimos contó que existes casos muy conocidos de importantes empresas que han sido víctimas de esto, donde los especialistas siempre recomiendan no pagar porque podrían quedar presos de futuros nuevos chantajes, sumado a que nada garantiza el cumplimiento del acuerdo.  

Finalmente destacó que hubo un importante incremento de noticias falsas durante la pandemia y explicó que uno de los casos más emblemáticos ocurrió en los días previos al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) decretado por el gobierno en marzo de 2020, “se montó una campaña a través de mensajes de WhatsApp donde su finalidad era atacar un servicio público brindado por el gobierno nacional, en este caso el Boletín Oficial de la República Argentina”.

Explicó que los mensajes que se enviaron contenían un enlace web verdadero del Boletín Oficial y si bien la normativa no estaba publicada el objetivo era “saturar de visitas ese sitio y hacer caer la web, algo que logramos advertir y evitar, si bien el sitio tuvo problemas de velocidad nunca se cayó”.


Los comentarios están cerrados.