Clima en Salta

Economía, coronavirus y grieta: cómo recibe la sociedad un nuevo año electoral

0


Compartí esta nota

La preocupación por la inflación y la incertidumbre económica dominan la escena. Se profundizan las divisiones políticas, cae la imagen presidencial y persisten las dudas sobre el futuro.

La “mochila” que los argentinos cargan sobre su espalda desde hace mucho tiempo llega a 2021 con el peso extra que proporciona la agudización de la crisis en tiempos de pandemia de coronavirus y estanflación.

El “peor año de nuestras vidas”, como muchos pueden denominar al 2020, dejó a una sociedad preocupada por su presente económico, mayormente insatisfecha con el Gobierno, dividida respecto de la situación sanitaria y con baja expectativa sobre la mejora que se proyecta para el año de las elecciones legislativas.

Ese es, por lo menos, el escenario que refleja la última entrega del Monitor del Humor Social y Político que D’Alessio IROL/Berensztein elabora mensualmente de manera exclusiva para El Cronista. El estudio, realizado de manera online a 1229 adultos el mes pasado, revela el desgaste que sufrió la imagen presidencial a lo largo de 2020 y una profundización de la grieta con la que se ingresa al año electoral.

Siguen siendo mayoría quienes ven negativo el futuro, 54% contra 42% que tienen una visión optimista. Como en meses anteriores, quienes vislumbran un futuro promisorio siguen siendo quienes votaron el actual gobierno”, indicó el consultor Eduardo D’Alessio.

En efecto, mientras que 77% de los votantes de Alberto Fernández esperan que la economía mejore en los próximos doce meses, un 88% de quienes optaron por Mauricio Macri y 71% de los que optaron por terceras fuerzas en los comicios de 2019 piensan que la situación empeorará.

“Por cuarto mes consecutivo, la evaluación que hacen los encuestados sobre la gestión del gobierno nacional es negativa, manteniéndose en 57%. Por otra parte, el porcentaje entre quienes la respaldan cae a su valor más bajo desde diciembre de 2019: 41%. Lo mismo ocurre entre simpatizantes: el apoyo de quienes votaron al Frente de Todos, si bien se mantiene en valores elevados, ha ido menguando hasta alcanzar su marca más baja: 79%”, alertó el politólogo Sergio Berensztein.

Al respecto, señaló que “esto también alcanza a la imagen positiva del presidente Alberto Fernández, que desde agosto no puede superar las críticas y logra en diciembre la aprobación del 42% (la más baja en su gestión), muy lejos del pico de 61% al inicio de la pandemia, en marzo. Su performance lo posiciona en el 6° lugar en el ranking de imagen entre las 32 figuras evaluadas, donde (Horacio) Rodríguez Larreta lidera con 52%, seguido a sólo un punto por su ministro de salud, Fernán Quirós”.

A la hora de evaluar las diferencias que reflejan las opiniones de los encuestados, D’Alessio explicó que “mientras que el temor a la enfermedad sólo alcanza la mitad de las habitantes de nuestro país, la inflación y los problemas económicos concitan la mayor parte de las incertidumbres para el futuro. La brecha de quienes han votado a uno y otro segmento divide las opiniones, algunas de las más significativas son las acusaciones mutuas de corrupción de cada gobierno; y para quienes votaron al Juntos por el Cambio es el hecho de su oposición en un 79% a que se continúe dando subsidios a quienes no lo merecen”.

“El tiempo sigue pasando y lejos de achicarse la grieta, esta parece estar clasificándose en bandos aparentemente irreconciliables”, subrayó.

Por lo pronto, más allá de las diferencias y a pesar de la visión mayoritaria sobre la situación económica, el funcionario nacional con mayor imagen positiva es el ministro Martín Guzmán, con 45%. Un dato que quizá refleja el éxito en la negociación que mantuvo con los acreedores privados y las que mantiene actualmente con el Fondo Monetario Internacional. Y que también acompaña el inicio del proceso de vacunación contra el Covid-19 en el país, a partir del cual se alienta la posibilidad de un rebote de la actividad este año.

De hecho, el titular de Economía es el único oficialista que posee un balance de imagen positivo (+4), al tener 41% de imagen negativa entre los encuestados. Por delante, se encuentran Quirós (+30) y Rodríguez Larreta (+11). El Presidente, en tanto, suma 55 puntos de imagen negativa (-13 en el balance) y la vicepresidenta Cristina Kirchner 60, con solo 37 de positiva. Peor aún es el caso de Mauricio Macri, con 32% de imagen positiva y 61% de negativa.

Los políticos opositores mejor vistos por el votante oficialista son Quirós (adhesión del 43%) y el ex candidato presidencial Roberto Lavagna (42%), mientras que los oficialistas con más apoyo del elector de Juntos por el Cambio son el titular de la seguridad bonaerense, Sergio Berni (17%), Guzmán y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac (ambos con 10% de respaldos).

El Cronista Comercial


Los comentarios están cerrados.