Clima en Salta

El campo termina un año lleno de desafíos y esperando la temporada de lluvias para seguir produciendo

0


Compartí esta nota

A pocos días de terminar el 2020, un año sin dudas signado por la pandemia del COVID-19  que obligó a las empresas a redoblar esfuerzos por sobrevivir, Dossier Web dialogó con Lucas Norris, presidente de Prograno para conocer su balance de trabajo y los desafíos del 2021. 

Tal como lo sostienen desde hace meses, insisten en la necesidad de un plan de gobierno con reglas claras que ayuden al sector a proyectar; si bien gracias a la demanda internacional sus expectativas para el año que viene son buenas, deben afrontar la sequía que ya lleva varios meses y los pone en alerta en plena temporada de siembra. 

“Este ha sido un año distinto, hemos atravesado una profunda incertidumbre, sobre todo al inicio del año. Hemos hecho muchas gestiones con el gobierno provincial que por suerte tuvo buenos resultados”, cuenta reconociendo que no pensaron que el aislamiento iba a durar tanto tiempo.

“Allá por marzo nos costó mucho gestionar los permisos para circular, la actividad del campo demanda de muchos traslados. Fue difícil porque esto nos encontró en plena campaña gruesa y fue un desafío trasladar a los contratistas”. 

La situación los obligó a adaptarse en todos los escenarios y la tecnología y comunicación trajeron profundos cambios, ya que casi todas las reuniones que han mantenido fueron desde la virtualidad y a distancia. “Tuvimos que aprender a usar el Zoom, al principio nos costó y luego nos fuimos adaptando”.

“El contexto internacional hoy nos está ayudando ya que las perspectivas sean buenas, siempre y cuando llueva”.

La sequía es algo que hoy los mantiene alerta, “estamos en tiempo de siembra. Además venimos de un inverno muy seco, la ganadería se ve muy afectada con estas situaciones”. Explica que la siembra en general comienza de sur a norte, en la zona de Metán y Rosario de la Frontera a fines de noviembre principios de diciembre, en  Anta es diciembre la fecha óptima, y el norte hasta mediados de enero. 

Consultando con especialistas del clima esperan un enero con pocas lluvias y un febrero con más presencia de la tan ansiada lluvia para la renovación del pasto y la preparación de la tierra para la producción. 

Finalmente explicó que a nivel nacional se sienten preocupados por no ver un plan político definido respecto al agro. “Vemos al gobierno nacional enfocado en  solucionan los problemas del día pero no hay proyecciones a largo plazo”. 

Asegura que ante la mirada del sector el gobierno está focalizado en lo  legislativo “en leyes que nosotros consideramos no son de trascendencia para el desarrollo de un país a futuro y esto nos tiene preocupados”. 

DossierWeb


Los comentarios están cerrados.