Clima en Salta

El Gobierno lanza salvataje a obras sociales sindicales y les reparte $ 10.000 millones

0


Tras varias idas y vueltas, finalmente el Gobierno puso en marcha hoy el primer tramo del salvataje financiero comprometido con las obras sociales sindicales en medio de la pandemia por coronavirus. Se trata de un desembolso inicial de $ 10.000 millones, asistencia que la Casa Rosada aseguró a los gremios que repetirá por lo menos en dos tramos mensuales más durante el transcurso de la cuarentena y que constituye una “ayuda financiera de excepción” para garantizar los servicios sanitarios que deben brindar las prestadoras médicas sindicales a pesar de la fuerte caída de sus ingresos por efecto del parate económico generado por el aislamiento.

El plan de salvataje a las obras sociales fue consensuado un par de semanas atrás entre el ministro de Salud, Ginés González García, y un grupo de referentes de la CGT, encabezado por Héctor Daer, José Luis Lingeri y Armando Cavalieri. Pese a que se evaluaba que la iniciativa se pondría en marcha mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU), finalmente la primera parte del plan fue oficializada hoy a través la publicación en el Boletín Oficial de la resolución 941/20 de la cartera sanitaria.

La medida determinó el alcance de la asistencia, que en esta etapa redondea unos $ 10.000 millones, así como el hecho de que se distribuirá entre los agentes del seguro de salud de acuerdo con el nivel de deterioro de su recaudación y que el financiamiento de la ayuda provendrá del denominado Fondo de Emergencia y Asistencia que administra la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS).

“Al final resolvieron descongelar lo que estaba en el Fondo que creó Macri. Acá lo importante es que hayan aparecido los recursos prometidos y se mantengan al menos mientras se extienda la cuarentena”, advirtió un importante referente de la conducción gremial ante la consulta de El Cronista. Inicialmente se preveía el uso de fondos del Tesoro nacional.

Se establece un “apoyo financiero de excepción destinado a los agentes del seguro de salud que hubieran sufrido una caída en la recaudación durante el mes de abril de 2020, con relación al mes de marzo de 2020, para garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios de salud durante la vigencia de la pandemia del coronavirus COVID-19, así como el pago en tiempo y forma a los prestadores, indispensables para la continuidad de la atención de los beneficiarios”, expresa la resolución publicada hoy por el Ejecutivo.

Además, la medida oficial consigna que el financiamiento que se distribuirá entre las obras sociales provendrá de los recursos que se mantienen congelados desde agosto de 2016, cuando la administración de Mauricio Macri creó el Fondo de Emergencia y Asistencia en el marco del denominado Programa de Asistencia Financiera para el Fortalecimiento de los Agentes del Seguro de Salud.

Si bien la resolución no mencionó el monto de la distribución, desde los gremios apuntaron que alcanza a $ 10.000 millones y que buscarán compensar los menores ingresos de abril. “Esperamos que se repita la misma ayuda para compensar las pérdidas de mayo y junio”, deslizó otro gremialista quien estimó que la caída de la recaudación por aportes y contribuciones se ubica entre el 40% y el 50%, lo que representa unos $ 35.000 millones desde el inicio del aislamiento.

Por otra parte, desde la conducción cegetista destacaron que la asistencia se distribuirá entre sus prestadoras en base al nivel de caída de su recaudación y que serán girados directamente por la Afip a cada entidad. De esa forma no se repetirá la polémica sobre supuestos manejos discrecionales generada a fines de abril a raíz del reparto de $ 4100 millones que con los que la Super de Salud canceló deudas por tratamientos ya financiados por las obras sociales.

Fuente: cronista.com


Deja una respuesta