Clima en Salta

El robot que se transforma en “mayordomo anti Covid” en los hoteles

0


Compartí esta nota

“El mayordomo que no estornuda”. En tiempos de pandemia y distanciamiento social, la empresa estadounidense Savioke presenta con esta frase graciosa su robot especialmente creado para deliveries, y que muy se adapta al reparto en las habitaciones de los hoteles.

Lo cierto es que esta especie de “Arturito” que se desempeña en hoteles lleva ya varios años en el mercado, pero en los últimos meses, debido a las necesidades especiales de distancia social de los establecimientos y a un incremento en la demanda debido a los protocolos anti Covid, se optimizaron sus prestaciones.

El robot, de 90 cm de alto, es capaz de andar solo por los pasillos y hasta utilizar los ascensores gracias a sus múltiples sensores y cámaras 3D y su conexión wifi. “Cuando lo vi por primera vez no supe qué pensar, pero cuando empecé a verlo en acción me di cuenta de que era perfecto para nuestro hotel”, señala Tom Beedon, general manager del hotel Residence Inn by Marriott de Los Angeles.

Y asegura de que dudaban de que el pequeño robot se chocara con objetos o paredes o pudiera embestir a la gente, pero se sorprendieron al ver que “sabe cuándo hay gente caminando o cuándo se aproxima a una pared, y sabe ‘navegar’ entre estas cosas”.

Pedido en puerta

En estos tiempos, además de ayudar a incrementar la productividad de los hoteles, Savioke brinda más seguridad a los huéspedes, a quienes puede llevarles desde comidas y bebidas hasta ropa de cama o cepillos de dientes. “Antes de Wally la gente tenía que bajar al lobby si quería hacer compras, por ejemplo, un café en el Starbucks. Pero ahora simplemente llaman por teléfono y Wally les lleva el pedido a su habitación”, ilustra Beedon.

A falta de manos para golpear la puerta de las habitaciones, el pequeño asistente envía un mensaje al celular del huésped avisándole que su pedido está en la puerta. Una vez realizada la entrega, y sin necesidad de dejar propinas ni de entrar en contacto estrecho con otra persona, el pasajero puede utilizar la pantalla táctil del robot para hacer una evaluación del servicio.

Más ganancias, más empleos

El gerente del hotel destaca que las ventajas de contar con Wally en el establecimiento van “más allá de los números”, y señala que los mayores éxitos se ven “en las sonrisas de la gente, en un mejor servicio, en el feedback que se logra y en clientes que llaman para reservar preguntando si éste es el hotel donde trabaja Wally el robot. Wally ha sido como un imán para el hotel y ha logrado una explosión en redes sociales”, cuenta.

Y agrega: “Cuando me preguntan si Wally va a reemplazar el trabajo de los empleados, mi respuesta es absolutamente no. Lo que hemos visto con Wally es una mayor satisfacción de los clientes, y huéspedes más contentos y satisfechos, lo que redunda en una mayor facilidad para hacer el trabajo de parte de los empleados, más repetición de parte de clientes y una mayor ocupación del hotel. Y una mayor ocupación significa que podemos contratar más empleados”.

Fuente: Clarín


Los comentarios están cerrados.