Clima en Salta

En un año de altibajos para el rubro automotor, Martín Barrancos contó cómo le fue a su negocio familiar

0


Compartí esta nota

Martín Barrancos es uno de los dueños de Accesorios del Norte, un negocio familiar de repuestos vehiculares que fundó su padre Horacio Barrancos hace 40 años en Jujuy y luego, con la apertura de la sucursal en Salta, se involucraron Martín, Julián y Catriel (hijos de Horacio) y hoy cuentan con dos locales en el macrocentro salteño.

La crisis económica y la pandemia no fueron ajenas a este sector y Barrancos contó a Dossier Web que “los primeros meses fueron muy complicados desde marzo por el confinamiento total donde estuvimos un poco más de un mes totalmente cerrados”.

Sin embargo, comentó que la ayuda estatal fue fundamental durante la etapa más complicada de la pandemia. “Hay que decir que nos ayudó bastante el Estado con los créditos para sueldos y el pago del sueldo mínimo a los empleados durante tres meses, fue una mano muy grande para nosotros”.

Tras el cierre de un poco más de 30 días, el local logró abrir sus puertas nuevamente. “Quedamos exceptuados porque somos proveedores de repuestos y accesorios de vehículos oficiales como ambulancias, vehículos policiales y demás. Por suerte pudimos abrir mucho antes que otros rubros y los primeros meses de apertura fueron muy tranquilos, la gente no salía, había talleres cerrados, trabajábamos básicamente con vehículos oficiales así que fueron meses muy flojos en lo comercial”.

“Luego repuntó de a poco, a medida que se fue abriendo todo y se logró más o menos cubrir lo que no habíamos trabajado los primeros meses del año. Quedó una demanda muy grande de la mercadería y la gente que pudo conservar su poder adquisitivo gastó poco dinero en la cuarentena por lo que tuvo, después, un resto para cubrir lo que necesitaba y se acomodó esta demanda”.

Sobre la devaluación del peso argentino y la inestabilidad, Barrancos agregó que ese fue el siguiente problema que tuvieron que enfrentar. “Por la devaluación se desacomodaron los sueldos nuevamente, se frenó ese ‘boom’ que había empezado a surgir tras el confinamiento y ahora a la gente no le está alcanzando para cubrir necesidades, por lo que el rubro automotor que queda relegado”.

Sin embargo tiene esperanzas de un nuevo repunte, especialmente por la época del año. “Ahora estamos esperando las vacaciones que es una época fuerte y esperamos también que se vayan acomodando los sueldos para la gente. La apertura de paritarias es muy importante. Necesitamos capital interno”.

En cuanto a la mercadería, comentó que “ahora estamos más tranquilos con el stock, se notó desabastecimiento en octubre y noviembre debido al parate que hubo. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de la mercadería es importada pero no fue tan grave el faltante”.  


Los comentarios están cerrados.