Clima en Salta

Fernando Saavedra, gerente del IMAC: “Nuestra capacidad operativa está al 100%”

0


Compartí esta nota

La pandemia del coronavirus y el aumento de casos en Salta ha puesto al sistema de salud en uno de sus principales desafíos, dar atención, conseguir insumos y cumplir estrictamente con los protocolos vigentes tanto a nivel provincial como nacional.

Fernando Saavedra, gerente del Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC) contó a Dossier Web cómo están trabajando y también hizo referencia a la atención médica que se le brindó al querido periodista Eduardo Chañe, quien lamentablemente falleció días pasados a raíz del coronavirus.

Sobre la situación que hoy aqueja a todo el país coincide en que la pandemia sorprendió a todos y está generando un alto nivel de contagiosidad que está poniendo en jaque todo el sistema sanitario, sin embargo asegura que han comenzado su preparación desde los inicios del 2020.

“IMAC se preparó con la inauguración de una clínica nueva en Rosario de Lerma que nos permitió aumentar la capacidad operativa a 7 camas más en terapia intensiva con respiradores, que está completamente llena y 20 camas de internación común”.

Las dos clínicas que tienen hoy en funcionamiento cuentan con una capacidad de 30 respiradores de alta complejidad, tomografía computada, laboratorio de alta complejidad con todo el equipamiento para hacer diagnósticos rápidos.

También aumentaron los espacios de atención no sólo en guardia sino también en la clínica para brindar la atención y también dar la protección y tranquilidad a los pacientes, personal y familiares.

Saavedra reconoce que los pacientes con COVID-19 son de muy alto riesgo, donde las mayores dificultades que atraviesan tienen que ver con complicaciones respiratorios y eso significa que necesitan un tratamiento especial que obliga a invertir en infraestructura con contantes capacitaciones a terapistas y especialistas.

Los cambios de protocolo ante el incremento sostenido de casos es algo que desde IMAC aseguran que fue acertado, antes un paciente diagnosticado con COVID era internado ya sea leve o moderado su caso, hoy estos pacientes transitan la enfermedad en sus viviendas a no ser que sufran desmejoras que necesiten indefectiblemente de una internación, liberando la capacidad tanto del sector privado como público.

A pesar de todos los esfuerzos realizados, el gerente asegura que el IMAC hoy tiene la capacidad saturada porque “nos vimos obligados a ofrecer una terapia completa, un piso completo de internación y tenemos que seguir dando las prestaciones que ya teníamos. Nuestra capacidad operativa está al 100%”.

La clínica también brinda asistencia telefónica y en ese contexto tiene la sensación de “que todo el mundo tiene coronavirus, porque la gente consulta, recibimos 200 llamadas por días en nuestro sistema de atención telefónica. Me da la sensación de que los números que se muestran no son reales y no sabemos cuándo será el pico”.

Además el contexto económico es complejo, los insumos han aumentado escandalosamente, en IMAC de pagar 250mil pesos por mes de oxígeno hoy pagan 700mil. Asegura que esta es una cadena que puede afectar no sólo al servicio de salud sino a todos los eslabones.

Caso Eduardo Chañe
La pandemia ya se ha cobrado la vida de muchos salteños, y la partida del querido periodista deportivo Eduardo Chañe, no sólo llenó de tristeza sino también de dudas, luego de que su esposa denuncie que no fue atendido correctamente en la clínica, al respecto Saavedra explicó cómo fue la intervención que dieron y adelantó que ellos hicieron una presentación en la justicia pidiendo que se investigue a fondo y pusieron a disposición todos sus registros.

De aquel 3 de septiembre explicó que recibieron la llamada de la titular del Instituto Provincial de Salud (IPS) pidiendo una cama de internación para Chañe, porque “hacía ya un tiempo considerable que transitaba en una ambulancia que necesitaba derivarlo a un establecimiento sanatorial”, reza en el escrito.

Aseguran haber explicado que en esos momentos no tenían disponibilidad de camas para recibir más pacientes, pero ante la insistencia lograron recibirlo provisoriamente en la guardia “por un tiempo aproximado de tres horas, tiempo que estimaba habilitarían una cama en el Hospital San Bernardo, también superado en la demanda de internación”.

Ese tiempo se extendió a cinco horas, donde el paciente habría permanecido en la sala de shock room desde la 15, explicaron el escrito presentado en la justicia, detallando su estado de salud al ingreso y egreso, donde finalmente fue llevado hasta el Hospital San Bernardo.

“Estamos a disposición de la justicia y hemos sido nosotros quienes pedimos una investigación a fondo, pusimos todos los registros a disposición de toda la atención que se le brindó al paciente”.

Dossier Web


Los comentarios están cerrados.