Clima en Salta

Guillermo Segón: “La nueva fórmula de movilidad no va a mejorar la calidad de vida de los jubilados”

0


Compartí esta nota

Tras un año de espera el gobierno nacional finalmente presentó el proyecto de movilidad jubilatoria en el Congreso, pero a los dos días tuvo que modificarlo por recomendación de un bloque de senadores, Dossier Web dialogó con el consultor previsional Guillermo Segón quien advirtió que hoy las prioridades son otras y están orientadas al pago de juicios y a una división de sistemas entre los que aportaron y los que no. 

Los jubilados siguen siendo la variable de ajuste, así lo reconoce Segón quien advierte que al menos el 50% del presupuesto nacional es destinado al pago de haberes jubilatorios, en ese contexto opinó sobre el proyecto de movilidad. “La fórmula de movilidad estuvo suspendida un año,  cuando asumió este nuevo gobierno la primera medida que tomó fue suspender la que tenían por una que había sido aprobada por el gobierno anterior y a partir de ahí todo el año estuvieron estudiando la fórmula que se iba a aplicar dando aumentos por decreto”.

El escrito que enviaron al Congreso era bastante similar al anterior, por lo que el especialista consideró innecesario que todos los aumentos se hayan dado por decreto y  mucho menores a la inflación, “es decir que durante este año los jubilados perdieron con respecto a la inflación y a la fórmula que suspendieron”. 

Respecto a los cambios realizados consideró que fueron buenos y acertados porque “claramente el proyecto original iba a perjudicar aún más a los jubilados porque el 5% que dan a diciembre iba a ser tomado a cuenta para marzo del 2021, es decir que si en marzo les daban el 15% iban a cobrar solo el 10%, sin lugar a dudas la fórmula que tanto estudiaron en dos días se dieron cuenta de que estaba mal”, ironizó.

Advirtió que la nueva fórmula  no va a mejorar la situación de los jubilados, “en el mejor de los casos va a mantener los malos haberes que ya perciben. La fórmula nunca va a modificar el sistema previsional, lo único que hará es que si ya cobraban mal, lo van a seguir haciendo, no habrá un aumento del poder adquisitivo”. 

Es por esto que considera que hoy lo más importante sería llevar adelante estrategias para mejorar la calidad de vida de los jubilados porque durante este año hay muchos que “perdieron más de 15 puntos sobre la inflación y esto ya está generando juicios, hemos recibido muchas consultas para iniciar demandas”.

Explicó que la gran deuda que tiene el estado con este sector es no pagar los juicios que han perdido y tienen a los jubilados esperando años y donde en muchos casos son sus familiares quienes terminan cobrando. 

“Debería haber un mayor compromiso político, hoy el problema real de los jubilados es que hay prácticamente 400 mil que están cobrando menos de lo que deberían  por errores en la liquidación y están sometidos a hacer juicios muy largos”. 

División de sistemas

Otro de los grandes desafíos tiene que ver con que muchos autónomos no quieren realizar los aportes porque saben que cuando sea el momento de jubilarse terminarán cobrando la mínima, lo mismo que aquellos que no aportaron porque no quisieron o porque fueron víctimas del trabajo informal. 

“Juntar a los que hicieron aportes con los que no es un gran problema  porque no pueden estar cobrando lo mismo que aquellos que pertenecen a un régimen  no contributivo. Las jubilaciones sin aportes no dejan de ser subsidios esto es porque muchas personas víctimas del trabajo informal no pudieron hacer aportes, pero están los que sí han hecho este esfuerzo no tienen un beneficio extra”, advierte. 

Es por esto que considera que las jubilaciones  deberían tener relación con el aporte, “hoy los autónomos que pagan 10 mil por mes cuando se jubilan cobra la mínima, lo mismo que aquel que nunca aportó”, y si no hay una diferenciación pasan cosas como que ya no quieren pagar porque saben que les darán lo mismo que aquel que no tributó. 

Finalmente advirtió que se trata de un sector muy indefenso ya que  no tienen cómo reclamar, no están organizados a través de sindicatos y no llegan al poder político. “Claramente son siempre los que pierden cuando hay inflación y mientras haya inflación no hay ley de movilidad que aguante”.

DossierWeb


Los comentarios están cerrados.