Clima en Salta

La importancia de las redes sociales en pandemia: Gabriela Berruelo cuenta cómo nació y creció su marca “Xica”

0


Compartí esta nota

Gabriela Berruezo tiene 28 años y hace un tiempo decidió lanzar su propio emprendimiento que se transformó en marca: “Xica”. Con esta lanzó su joyería y fábrica de pijamas siempre con el sostén de las redes sociales que fueron clave en la pandemia, contó la joven a Dossier Web.

“Hace cuatro años, un 22 de junio nació Xica joyas. El nombre es por mi perrita que es mi vida”, sostuvo y agregó que “estoy hace cuatro años en este mundo de las joyas. Entré a trabajar a una joyería sin saber que me iba a gustar tanto. Trabajaba porque necesitaba una salida laboral, pero cuando comencé me di cuenta cuánto me gustaba el rubro y el comercio. Empecé a interiorizarme, preguntaba, era bastante aplicada y así aprendí mucho hasta que decidí lanzarme a la pileta”.

Como muchos emprendedores, comenzó desde abajo hasta tener su propia joyería. “Mi primera inversión fue con 300 pesos y desde ahí comencé a venderle a amigas y familia. En cada reunión yo llevaba mis paños, me decían ‘la gitana’ porque tenía mi mochila con paños y bandejas, iba a vender a ministerios, escuelas, a distintos trabajos. Vendía como fiado y al mes siguiente volvía a verlas a mis clientas a quienes les cobraba y les vendía nuevamente. Fue de boca en boca, me hacían el contacto y así generé mi cartera de clientes. Fueron dos años con mi mochila a cuestas hasta poner mi primer showroom”.

La pandemia pudo ser un impedimento, pero no lo fue gracias a que le dedicó demasiado tiempo a las redes sociales. “En diciembre de 2019 hice una inauguración étremenda, pero a los cuatro meses comenzó la pandemia e intenté sobrevivir. Hice envíos a domicilio y por suerte a mi la pandemia no me afectó, ya que seguí vendiendo joyas, puse un nuevo local en Alsina y Sarmiento, feliz de la vida porque le queda cerca a todo el mundo”.

Para la emprendedora, la tecnología fue clave. “Fue súper importante porque al comenzar la pandemia tuve que cerrar sin ingresos, creé la página web, cargué los productos que tenía con los primeros envíos gratis. A quienes compraban por la web el envío era gratuito y apenas flexibilizaron, salí en mi auto y fui entregando las compras a domicilio. Así quedó ese sistema con envíos a domicilio y luego personalmente. La verdad es que me fortaleció darle manija a las redes sociales. Hago videos, tutoriales, y cuando toda la gente estaba encerrada aprovechaba para enseñarles a hacer joyeros caseros, limpiar sus joyas, etc. Todo eso me sirvió un montón porque tuvo mucha repercusión”, confesó.

Paralelamente nació Xica pijamas, un emprendimiento paralelo que también se apoya en las redes sociales.

Dossier Web


Los comentarios están cerrados.