Clima en Salta

Las 10 mejores ferias de Navidad del mundo

0


Compartí esta nota

Diciembre augura villancicos. Los papeles de regalo a veces son un tema de debate. Los adornos del árbol, la guirnalda de la puerta, las luces y los centros de mesa. Están los que rebozan de espíritu navideño y los que lo aborrecen, pero de todos modos, irse de feria puede ser una manera de reunir ambos mundos y gozar de gastronomía perfecta y hermosas luces festivas, un gigantesco árbol de Navidad, comida local y sabrosa, vino caliente y pan de jengibre, una pista de hielo, regalos originales y hechos a mano y ¿por qué no? algún concierto.

Estos son los ingredientes infinitos para sentirse un poco más cerca del espíritu de estos días. Los mercados de las fiestas de este año esperan con más ahínco que nunca volver a celebrar y aunar a sus visitantes el en conteo regresivo de Adviento. Aquí un recorrido por la ruta de ferias del mundo para instagramear hasta el infinito.

1-Mercados de Navidad de Dresde, Alemania

La ciudad es famosa por sus numerosos mercados navideños, cada uno con su propio carácter especial. Surgen por toda la ciudad durante la temporada festiva. El lugar principal sigue siendo el mercado más antiguo de Alemania, Striezelmarkt, que se remonta a 1434 cuando era solo un evento de un día. A lo largo de los siglos, se ha expandido y ahora atrae a millones de visitantes cada año de todo el mundo. Su tradicional pirámide navideña mide 14,62 metros de altura, y un castillo de cuento de hadas también funciona como un calendario de Adviento de tamaño natural. Tiene 240 puestos ricamente decorados que venden regalos y recuerdos de fabricación local que compiten por la atención de los visitantes y decenas de panaderos locales trabajan juntos para hacer el stollen más grande del mundo, que luego desfila por el mercado en un carruaje. No se puede perder el Striezelmarkt: está justo en el centro de la ciudad de Dresde. Se extiende durante todo diciembre hasta la víspera de Navidad.

2-Vienna Christmas World, Austria

Con su encanto imperial y su impresionante arquitectura, vale la pena visitar Viena en cualquier época del año, pero un invierno vienés es algo inimaginable. Desde patinaje sobre hielo y deportes de invierno hasta los mejores conciertos y bailes de vals. Los míticos mercados navideños son un atractivo en sí mismos. Una tradición centenaria iniciada por Alberto I, rey de Alemania y duque de Austria, en 1298. Estos mercados ahora suman 12 en total. El más grande y popular es el Christmas World de Viena. Se lleva a cabo en la plaza Rathausplatz, una de las más bonitas de Viena y frente al Ayuntamiento de la ciudad. El mercado suele comenzar a mediados de noviembre y dura hasta el día después de Navidad.

La escena nocturna es de una belleza impresionante, ya que todos los árboles del City Hall Park están iluminados creando lo que parece un mar de luces. Las multitudes acuden en masa a los 150 puestos exquisitamente decorados que venden regalos y recuerdos tradicionales, juguetes, velas de cera de abejas, adornos para árboles, etc. El aire se llena con el aroma de deliciosas comidas vienesas, productos horneados como strudels y pan de jengibre y bebidas con especias navideñas. Hay carrusel, pista de hielo, conciertos y talleres para entretener a los niños. A no olvidarse de buscar el árbol de corazones digno de Instagram y seguir el rastro de los diferentes belenes.

3-Mercado de Navidad de Budapest, Hungría

La capital de Hungría celebra con tres mercados navideños distintos cada año, pero el más grande y mejor de ellos es el de la plaza Vörösmarty, justo en el centro de Pest. Está enmarcado por un enorme árbol de Navidad. El mercado se celebra entre mediados de noviembre y el 31 de diciembre, con más de 100 puestos bellamente adornados que venden auténticas artesanías de artistas locales, vino caliente y especialidades de comida local: gulash en tazones, buñuelos de papa, pasteles dulces estilo volcán y galletas de miel. El exterior del famoso edificio Gerbeaud Coffee House se transforma en un gigantesco calendario de Adviento, donde cada día se abre una nueva ventana mágica que revela cuántos días faltan para la Navidad, acompañado de un espectáculo de luz y música. Se organiza un calendario completo de eventos gratuitos que incluyen conciertos de bandas húngaras que tocan una variedad de géneros musicales desde jazz, indie, mundo, blues y soul, así como espectáculos de danza y teatro de marionetas para lugareños y turistas.

4-Tivoli Gardens Copenhague, Dinamarca

El paisaje nevado, las casas de madera más bonitas y las decoraciones relucientes son el escenario perfecto para una Navidad nórdica muy blanca. Un viaje a los Jardines de Tivoli, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo, ha entretenido a los visitantes desde 1844. Walt Disney se inspiró aquí para sus propios parques en la década de 1950. No es de extrañar, entonces, que este lugar histórico sea el escenario del mercado navideño de Copenhague, cuando se convierte en un espléndido país de las maravillas invernales con sus 1000 árboles decorados con 70.000 adornos navideños y millones de luces centelleantes. Desde mediados de noviembre hasta principios de enero, la magia de la Navidad cobra vida. Hay mucho que ver y hacer, desde recorridos por los jardines crepusculares, caminatas temáticas navideñas, obras de teatro y ballets, conciertos y sesiones fotográficas con Papá Noel, conocido aquí como Julemanden. Las atracciones, la comida, el vino y los puestos de venta de tejidos, artesanía en cuero, souvenirs y regalos. Cada año, el icónico árbol de Navidad brilla en el lago Tivoli. A esto se suman los deslumbrantes espectáculos de fuegos artificiales los días 25 y 26 y 31 de diciembre para iluminar todo el cielo. La procesión anual de Santa Lucía que tiene lugar el 13 de diciembre, cuando 100 niñas pasan a través de los jardines que llevan velas y cantando para celebrar a la santa. Los daneses son tan cálidos y amables que seguro que volverás para disfrutar del famoso Hygge danés.

5-Mercado de Navidad de Estrasburgo, Francia

La ciudad alsaciana tiene cuatro siglos de tradición navideña. La primera edición tuvo lugar en 1570. Cada año entre finales de noviembre y Nochebuena, Estrasburgo se supera a sí misma. Cuando perteneció a la Renania alemana, donde había tradiciones navideñas de larga data, incorporó esas costumbres y cuando se convirtió en una ciudad francesa, las llevó con ella.

Los visitantes pueden experimentar lo mejor de ambas culturas en la época navideña. El mercado navideño cubre 10 ubicaciones con 300 puestos con los mejores diseñadores alsacianos, carpinteros, tejedores de alfombras, ceramistas, diseñadores y fabricantes de hermosos manteles, así como alimentos de calidad como pescado ahumado, foie gras y buen vino alsaciano. Las principales festividades tienen lugar frente a Notre Dame, pero no hay que perderse el gran árbol de Navidad en Place Kleber de 30 metros de altura.

6-Mercado de Navidad de Manchester, Reino Unido

Es el más grande del país y atrae a millones de visitantes cada año desde que comenzó en 1998. Albert Square es el corazón de la feria, pero se expande por todo el centro de la ciudad con varias ubicaciones distintas, como Exchange Square, New Cathedral Street, King Street y St Ann’s Square. Hay más de 300 puestos bellamente decorados que venden regalos, comidas y bebidas especiales. También hay una pirámide navideña gigante, un pueblo de hielo y una pista de patinaje, un parque de atracciones e incluso un teatro callejero para entretener a los visitantes. Un Papá Noel gigante ocupa un lugar destacado en el centro de la ciudad junto con un sendero de esculturas iluminadas que lleva a los visitantes por un camino alrededor de la ciudad. Abierto hasta el 22 de diciembre de 2021.

7-Maravillas del invierno de Bruselas, Bélgica

La Navidad se celebra a lo grande aquí, en seis sectores diferentes con distintos diseños y temáticas, todo lo que resulta en una mega celebración de 2 km de largo. Es ideal comenzar la visita en la Grand Place del siglo XVII, la plaza principal de Bruselas, para ver el árbol de Navidad, el pesebre de tamaño natural más grandes de la ciudad y los espectáculos de luces regulares contra las fachadas protegidas por la UNESCO. Luego, deambular hacia el noroeste, donde se encuentra un mercado de más de 200 puestos festivos que venden una variedad de artesanías y regalos originales, y restaurantes novedosos que ofrecen comida internacional, bebidas y productos gourmet de toda Europa. Aquí hay algo interesante: en un área, los organizadores presentan la cultura navideña de un país diferente cada año.

Esta celebración se extiende desde principios de diciembre hasta la primera semana de enero. Este año, se instalará una cúpula de alta tecnología en la zona peatonal, que ofrecerá a los visitantes representaciones audiovisuales 360 °, películas, conciertos y actividades familiares para una experiencia inmersiva única. Las fachadas de la Iglesia de Santa Catalina y el Viage serán mapeadas en video para transformar los edificios en obras de arte en movimiento. También hay visitas guiadas.

8-Christkindlmarket, Chicago, EE. UU.

Esta ciudad del medio oeste es conocida por su herencia alemana y qué mejor manera de celebrar sus tradiciones que teniendo un auténtico Christkindlmarket al aire libre al estilo alemán. El mercado recibe su nombre de Christkind, un niño con apariencia de duende, representado con cabello rubio y alas de ángel, que trae regalos a los niños en la mayoría de los países de habla alemana.

Este es mucho más que un festival, comienza en noviembre y continúa hasta la víspera de Navidad. Se considera el mercado tradicional de vacaciones más grande y auténtico de su tipo fuera de Europa. Un pueblo de inspiración alemana se instala en Daley Plaza, lleno de puestos que venden comida y bebida alemanas (incluido vino caliente importado), adornos, artículos de regalo y eventos para todas las edades. La ceremonia de iluminación del árbol da comienzo, seguido de un desfile navideño encabezado por Mickey Mouse a lo largo de Michigan Avenue un día después, que presagia el inicio de la temporada de compras navideñas. El Festival Zoolights anual también ocurre durante este tiempo en el Lincoln Park Zoo.

9-Mercado de Navidad de Toronto, Canadá

Se lleva a cabo en el histórico Distillery District y es muy popular entre los residentes y visitantes. Es una fusión de tradiciones europeas y el encanto de Canuck. La enorme zona peatonal está decorada con el árbol de Navidad de 150 metros, el más alto y bellamente adornado de Toronto. Todo el distrito brilla con cadenas de luces, encanta con la decoración navideña y está lleno de actividad.

Los vendedores ofrecen productos elaborados localmente (el envoltorio para regalos es gratis), hay una cervecería al aire libre, mucho vino caliente y cócteles navideños, y comida deliciosa en todas partes. Hay más de 350 representaciones teatrales durante el período, bandas de música, villancicos que entonan todas las canciones navideñas favoritas, un carrusel para niños e, incluso, una Gruta de Santa. De hecho, éste deambula posando para selfies. La característica sobresaliente de este mercado es el túnel de luz de 3.000 metros, verdaderamente mágico y muy romántico. Es muy probable que la de Toronto sea una Navidad blanca. El mercado permanecerá abierto hasta el 31 de diciembre.

10-Mercado de Navidad de Basilea, Suiza

Considerado uno de los más bonitos de toda Europa, y ubicado justo en el centro de la ciudad de Basilea, en el corazón del casco antiguo, con decoración festiva, este mercado navideño es el más grande de Suiza. Se divide en dos secciones diferentes: frente a la iglesia Barfusser, en Barfüsserplatz y con el telón de fondo de la histórica catedral de Basilea en Münsterplatz. Fue inaugurado el 25 de noviembre con el encendido de las luces de Navidad, y continuará hasta el 23 de diciembre.

Un árbol de Navidad magníficamente decorado se coloca cada año frente a la Catedral de Basilea, deleitando a los espectadores desde hace 42 años. Alrededor de 180 puestos con estilo casita a dos aguas están instalados debajo de los árboles y decorados festivamente con brillantes bolas de nieve. Venden adornos navideños, regalos de fabricación local y todo tipo de delicias gourmet.

Una gran pirámide de vino caliente atrae a todos para evitar el frío. Hay muchas actividades para todas las edades, como decoración de pan de jengibre, concursos de decoración navideña, canto de villancicos y teatro. Este es un momento hermoso para visitar Basilea, ya que sus museos albergan exposiciones especiales, el Teatro de Basilea tiene un calendario de Adviento con presentaciones en el escenario todos los días, y el Teatro de Marionetas de Basler tiene programas especiales para jóvenes y mayores. La Noche Evangelio en la catedral de Basilea (Münster) es un evento para no perderse.

Por: Flavia Tomaello
Fuente: Infobae


Comments are closed.