Clima en Salta

Los alquileres podrían aumentar hasta un 40% con la aplicación de la nueva ley

0


Compartí esta nota

Se espera un fuerte incremento en los alquileres tanto para fines comerciales como la los destinados a viviendas, ya que a partir de julio comienza a regir la nueva fórmula de indexación, que se rige por el índice inflacionario y tiene un impacto debido a que los contratos son por tres años y con actualizaciones anuales.

Dossier Web dialogó con Juan Martín Biella, representante del sector inmobiliario quien adelantó los aumentos podrían alcanzar el 40%. “Esto traerá un fuerte impacto en el bolsillo de los salteños”, aseguró.

“Ya venimos acumulando cerca del 36% de inflación y creo que vamos a llegar a un 40%, el índice comienza a tomarse desde julio del año pasado hasta julio de este año”.

Recordó que antes de la ley se realizaban actualizaciones tomando como referencia el salario de comercio, e inclusive por debajo, pero “esta actualización va a afectar fuertemente al bolsillo del inquilino, no olvidemos que esto es anual y tiene otro impacto, antes lo hacíamos escalonado. Una persona que pagaba 20.000 pesos y pasará a pagar 30.000 se ve muy resentida en su economía”.

Juan Martín Biella

Biella remarcó que Salta es la segunda provincia más pobre de la Argentina, “con un nivel de ingresos muy bajo, por lo que esto va a tener un impacto muy negativo en el inquilino”.

Sin embargo la demanda sigue siendo muy alta debido al déficit habitacional. La gran mayoría de los salteños no tiene su propia vivienda y encuentra en el alquiler la única manera de saldar su necesidad habitacional.  

Ante un escenario adverso, la gente se va reacomodando y se ve obligado a disminuir su calidad de vida. “Tenemos muchos casos de personas que alquilaban en Grand Bourg y ahora lo hacen en la zona sur de la ciudad. Aquellos que vivían en el centro optan por lugares más alejados y económicos”.

Rescindir espacio, comodidades, distancia, se convierte en la única opción para poder subsistir ante esta situación que calificó como una desafortunada intervención del estado.

“La Ley, más el conflicto del DNU terminaron afectando el bolsillo de los inquilinos y al sector”

Hoy su principal desafío es el de convencer a los propietarios de poner las propiedades en el mercado, para que haya más oferta, “necesitamos que el gobierno no se meta en los tratos entre partes. Necesitamos acciones concretas, promover la construcción, las viviendas sociales, los créditos ProCreAr, para incidir en el mercado de alquileres”.

Explicó que el impacto de la ley y de una economía incierta también afecta al momento de sellar un contrato. “En el sector comercial se dan situaciones como por ejemplo que los propietarios de locales pagan los honorarios inmobiliarios para lograr concretar el acuerdo, sin embargo en los alquileres para vivienda, lo más común es que la comisión la pagan los inquilinos. Con el cambio de la Ley ahora la comisión es mayor a un mes de alquiler, porque alcanza 4.5% en un contrato, cuando estos eran de dos años correspondía a un mes de alquiler, pero en un contrato a tres años es mayor”.

Sin embargo la demanda es muy alta y la oferta es acotada, es por esto que las propiedades no permanecen disponibles en el mercado demasiado tiempo. “Sé que suena contradictorio, pero es el escenario de una necesidad muy grande de vivienda en medio de una economía difícil”.


Los comentarios están cerrados.