Clima en Salta

Manuel Pérez: “Las ventas en las estaciones de servicio han caído un 65% durante la pandemia”

0


Compartí esta nota

El gobierno nacional autorizó un nuevo aumento en los combustibles del 2.5% sin embargo los dueños de las estaciones aseguran que siguen muy por debajo a raíz de este contexto excepcional. Dossier Web dialogó con Manuel Pérez, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles quien aseguró que “las ventas en las estaciones de servicio han caído un 65% durante la pandemia”. 

Explicó que la realidad de las 94 estaciones de servicio habilitadas en la provincia es diferente y compleja, sobretodo en el interior, donde muchas viven del transporte pesado, “tenemos casos de algunas que están en serios problemas económicos”. 

Manuel asegura que recién desde octubre experimentan un pequeño recupero en la actividad y adelanta que entiende habrán nuevos aumentos antes de que termine el año. “Como consecuencia del último aumento de combustibles se recuperó algo el proceso que viene sufriendo nuestro sector en función de que casi todo el año el combustible estuvo congelado”. 

Actualmente los combustibles sufrieron un aumento del  19% en lo que va del año y “la inflación en estos momentos supera el 30% hubo una pequeña recuperación pero hay una caída de ventas significativas, estamos en un 65% de los niveles normales en años anteriores”, insiste. 

Sostiene que la idea de nuevos aumentos también se sostiene en que el combustible es una fuente de impuestos muy significativo para el estado. “Nosotros, las estaciones de servicios somos grandes recaudadores de impuestos”.

Si bien reconoce que hay sectores mucho más afectados que ellos, celebra que hayan sido declarados una actividad esencial lo que les permitió seguir trabajando aunque la actividad ha caído significativamente.  

Porque las limitaciones se sienten mucho en la circulación vehicular en la ciudad y  las estaciones de servicio se nutren de los consumidores habituales y en el interior además suman el tránsito pesado. 

Del total de las empresas la mitad está concentrada en la ciudad y el resto diseminadas por el interior por lo que es muy desigual el efecto que provocó la crisis de la pandemia “por ejemplo Orán y Tartagal que tuvo unos meses muy duros a nivel sanitario, eso significó que tengan ventas nulas por algunas semanas”.

Si bien reconoce el compromiso que tienen con sus empleados, advirtió que fueron el blanco de medidas nacionales que los puso en jaque. “El gobierno nos prohibió despedir gente y hemos tenido que soportar las nóminas salariales, algunos lograron conseguir el ATP, lo que significó una ayuda, pero las consecuencias son que ahora  no pueden hacer retiros de utilidades aquellos que cobraron el ATP y las estaciones de servicio son Pymes que pertenecen a familias que viven de la estación de servicio”.

“Que un propietario no pueda retirar utilidades, significa aceptar que vive de rentas o inversiones que no existen”

Consultado sobre cuáles son sus expectativas para el 2021 sin dudarlo responde que “mejorar porque venimos desde el fondo” y se permite una reflexión que aclara es muy personal, Manuel entiende que existen muchas expectativas e incertidumbres ante una posible segunda ola de contagios pero no comparte el modo en el que se administró la cuarentena en la Argentina. 

 Cree que haber igualado la cuarentena de los grandes centros urbanos con pequeños pueblos del interior que no tienen absolutamente nada que ver, fue una mala decisión. “Siento que hemos sufrido dos cuarentenas,  la nacional allá por marzo que fue muy estricta y donde nosotros podíamos haber funcionado tranquilamente porque la situación en Salta no era la de Buenos Aires y luego la situación sanitaria se complicó mucho en la provincia lo que obligó a restringir de nuevo las actividades perjudicando a las pymes”. 

“Considero que aún no estamos viviendo las consecuencias económicas de este año que serán muy duras para todos”

Finalmente advierte que esta situación excepcional trajo a luz la necesidad de trabajar en puntos que a nivel empresarial son muy importantes, una reforma tributaria, una reforma laboral que implique incorporar al mercado formal a los millones que trabajan en negro y una reforma administrativa. 

DossierWeb


Los comentarios están cerrados.