Clima en Salta

MBUX Hyperscreen y IP Hoe: dos maneras de pensar el próximo tablero del auto

0


Compartí esta nota

Alguna vez el tablero del auto fue pasivo: un lugar donde se desplegaban, en diales diversos, la cantidad de combustible que le quedaba al vehículo, la velocidad a la que transitaba, las revoluciones del motor en determinado momento, su temperatura y no mucho más. Hoy muestra muchísima más información: desde el mapa con las instrucciones para llegar a destino hasta la temperatura del habitáculo, pasando por la música que escuchamos, el consumo del motor y su autonomía, presión de los neumáticos y varias cosas más.

Mercedes-Benz considera que la manera adecuada de mostrar toda esa información es con MBUX Hyperscreen, una pantalla de 56 pulgadas para su próximo auto eléctrico, el EQS, un Clase S que llegará en los próximos meses. En el marco de la edición virtual de la CES 2021, que comenzó ayer, la compañía divulgó más detalles sobre esta pantalla, que ocupa todo el tablero (141 centímetros de lado a lado) y permite tanto ver el estado del auto como interactuar con él gracias a que la superficie es táctil. En rigor, se trata de tres pantallas, unidas por el vidrio protector, donde se gestionan todos los parámetros del automóvil, incluyendo un panel que es solo para la persona que viaja de acompañante.

La otra idea es la de Texas Instruments: reflejar todos los instrumentos en el parabrisas para que quien conduce no desvíe la mirada de la calle. Esto no es nuevo (hay múltiples opciones en uso al respecto, lo que se conoce como HUD), pero la compañía considera que su diseño (llamado IP Hoe), que proyecta todo sobre una lámina holográfica integrada al parabrisas, es mejor porque permite ubicar el proyector en un costado del tablero, y hace que las imágenes (la velocidad, las instrucciones de navegación, etcétera) se vean más cercanas y claras que otras tecnologías.

Como no usa un láser, sino luces LED convencionales, el proyector es más compacto y más económico, lo que permitiría llevar esta tecnología fuera de los autos de alta gama y a otros.

Fuente: La Nación


Los comentarios están cerrados.