Clima en Salta

Por falta de personal y caída en la demanda, el 54% de las industrias no pudo operar con normalidad en junio

0


Compartí esta nota

La actividad industrial mejoró en junio respecto de los primeros meses de la cuarentena, pero todavía una gran parte de los establecimientos siguen operando parcialmente o directamente no pudieron hacerlo, según una encuesta cualitativa dada a conocer este jueves por el Indec.

Concretamente, en el sexto mes del año, de los más de 1.700 locales manufactureros relevados, el 46% operó normalmente, mientras que el 54% declaró que no pudo operar con normalidad en junio. Ese porcentaje está compuesto por un 48% que operó parcialmente y por un 6% que estuvo sin actividad productiva, informó el organismo estadístico.

Entre aquellos locales que operaron parcialmente o no tuvieron actividad productiva, el 39% declaró que la principal causa fue que no pudo contar con el personal necesario por el aislamiento, mientras que el 29% indicó que la principal causa fue que no tuvo pedidos.

En los sectores manufactureros de “Alimentos, bebidas y tabaco”, “Refinación del petróleo, químicos, productos de caucho y plástico” y “Madera, papel, edición e impresión”, el 78%, 53% y 50% de los locales, respectivamente, operaron con normalidad y fueron los que manifestaron menos problemas para operar. Por el contrario, el sector de “Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado” es el que presentó una mayor proporción de locales sin actividad productiva, ya que un 24% del total de locales relevados en este sector no pudo operar.

Entre los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente, los principales problemas manifestados fueron la disminución de la demanda interna derivada del aislamiento y los problemas financieros. Más del 60% indicó estos issues con importancia media-alta. En el sector de “Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado”, más del 80% de los locales que operaron normal o parcialmente en junio declaró con importancia media-alta la disminución de la demanda interna derivada del aislamiento, mientras que en los sectores de “Alimentos, bebidas y tabaco” y “Refinación de petróleo, químicos, productos de caucho y plástico” la proporción fue más baja.

Dentro de los problemas financieros, más del 60% de los locales manufactureros indicó la extensión de los plazos de pago de los clientes con importancia media-alta y más del 50% declaró los cheques rechazados con importancia media-alta.

Las empresas también mencionaron la falta de insumos -en algunos casos importados- y problemas en la cadena de distribución, pero calificaron estos inconvenientes en un rango de medio-bajo. Lo que más les afecta hoy a las industrias es la caída en las ventas -se encuentra, dependiendo del sector, entre 30% y 50% por debajo de los niveles pre pandemia- y los problemas financieros.

Los datos de la actividad manufacturera de junio mostraron una caída interanual del 6,6%, según el IPI del Indec, y una contracción acumulada en el primer semestre del 14,6% respecto de igual período de 2019. En términos desestacionalizados, la variación de junio versus mayo fue positiva en 13,8%, ya que la mayor apertura de la economía desde el cierre completo de abril hace que en la comparación mes a mes se perciba una mejora. Sin embargo, los niveles todavía están lejos de los de febrero, que ya eran valores bajos.

En el Gobierno sostienen que entre agosto y septiembre la actividad industrial volverá a los niveles pre Covid-19, pero en la UIA son algo menos optimistas respecto de estos pronósticos. Aseguran que tal vez en septiembre, si es que comienza la recuperación de la demanda a partir también del paquete de medidas que promete anunciar el presidente Alberto Fernández, pero el tercer trimestre seguramente mostrará una caída interanual y también una merma respecto de los números de los primeros meses del año, dijeron fuentes de la central fabril.

Fuente: Infobae


Los comentarios están cerrados.