Clima en Salta

Producción de litio: confirman que un proyecto de intervención está en la agenda del Gobierno

0


Compartí esta nota

Donde va, Alberto Fernández tiene que dar explicaciones sobre trascendidos originados en ámbitos de La Cámpora. Le pasó cuando fue hace meses a Santa Fe con el tema de la Hidrovía, también hace poco en Mendoza con el proyecto de capitalización de empresas.

Se repitió lo mismo esta semana en el Centro Cultural Kirchner, a donde el Presidente acudió para inaugurar vacunatorios para las fuerzas de seguridad y militares mientras le llegaban a su teléfono pedidos desesperados de que el Gobierno aclare cuál era su posición en torno a una reforma de salud impulsada por Cristina Fernández de Kirchner. 

También le pasó hoy en Salta. En la provincia adonde fue a conmemorar los 200 años de la muerte de Martín Miguel de Güemes tuvo que tomar distancia de ideas que se discuten en la Cámara de Diputados, donde anida un proyecto de nacionalización de la industria del litio que arrancó en los despachos de Carlos Heller y Marcelo Koenig, muy ligados al titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

El anticipo lo tuvo El Cronista en una nota que informó que la idea del oficialismo es declarar el mineral como “recurso estratégico”, lo que habilitaría un mayor control de la Nación sobre la exploración y explotación del recurso y mayor injerencia sobre el ya conocido “triángulo del oro blanco”, las provincias de Jujuy, Catamarca y Salta.

Preocupado, el gobernador salteño, Gustavo Sáenz, hizo declaraciones en su provincia asegurando que “se trata de un recurso provincial y continuará de esa manera, no se puede cambiar las reglas de juego, porque de esa manera se desalentará la inversión en nuestra provincia. Por eso formamos la mesa del litio, para contrarrestar cualquiera de esos intentos”.

El salteño confirmó que anoche, en la comida que compartió con el Presidente y los funcionarios que los acompañaron en el hotel Sheraton, sobre las paradisíacas laderas del cerro, conversó del tema y le fue confirmado que “no hay ningún tipo de intención por parte del Gobierno de nacionalizar la minería. No hay posibilidad de que esto pase”.

En efecto, cerca de Fernández aseguran que “los que creen que se puede ir contra el artículo 124 de la Constitución Nacional están muy equivocados, ahí está claro que corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio, cualquier cosa que se haga será coordinada”.

Testigo de la conversación que anoche mantuvieron Fernández, Sáenz, el ministro de Interior, Wado de Pedro, y los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco) y Gerardo Morales (Jujuy, otro gobernador preocupado por el tema), la fuente reconoció que “existe un proyecto que está en ámbitos del Ministerio de la Producción, que específicamente está trabajando Matías Kulfas con varias empresas, para que no solo haya extracción de litio en la Argentina sino que también se produzca aquí. Podrían ser baterías para Toyota, por ejemplo”.

Lo que se busca es generar trabajo argentino, que no termine todo en la extracción y, por cierto, nada se va a realizar sin la participación de las provincias involucradas, tal como lo manda la Constitución”, dijo. Aunque para que no queden dudas puntualizó: “El tema litio está en nuestra agenda”.

Si esto tranquilizará a los inversores de la industria que empieza a desarrollarse en la Puna es difícil saberlo. Esta misma semana, el gobernador de Salta anunció un proyecto de extracción para abastecer energía solar con una inversión de u$s 580 millones de parte de la empresa Litio Minera Argentina SA, subsidiaria de la china Ganfeng Lithium que generaría 1300 nuevos empleos directos e indirectos.

En el equipo presidencial aseguran que Kulfas está al tanto del proyecto y que la “coordinación funciona y no debería haber ruidos“. Pero, la verdad, nadie está seguro de que lo pueda pasar después de las elecciones. “Ganen o pierdan, el kirchnerismo avanzará sobre los funcionarios más moderados del Gobierno, ya no hay dudas de eso”, fue el comentario que se deslizó anoche en la comida salteña que nadie se animó a contestar, haciendo como que no lo hubieran oído.


Los comentarios están cerrados.