Clima en Salta

Tiempo de excéntricos: el fantástico reloj que funciona como el motor W16 de Bugatti y cuesta USD 280 mil

0


Lanzaron una pieza única con un mecanismo que simula al icónico motor de la marca francesa. Harán sólo 250 unidades, de las cuales algunas hasta podrán personalizarse con diamantes

El Bugatti Chiron Tourbillon, como se llama el reloj, cuenta con 16 pistones en miniatura que imitan el movimiento del propulsor original
El Bugatti Chiron Tourbillon, como se llama el reloj, cuenta con 16 pistones en miniatura que imitan el movimiento del propulsor original

No existen límites lógicos para las excentricidades en el universo de los autos. Como tampoco los hay para la imaginación. Ese pequeño mundo de sofisticación al que solo accede un mínimo de privilegiados es un abono constante para creaciones capaces de correr todos los parámetros de la realidad.

¿O quién hubiera imaginado un reloj con un mecanismo similar al de un motor Bugatti W16? ¡Nada menos que un W16! Bueno, esa joya ya está a disposición de un minúsculo conjunto de privilegiados que podrán pagar nada menos que 280.000 dólares por la pieza –y también los más de 3,2 millones de dólares que cuesta el Chiron.

La perfecta reproducción del corazón emblemático de Bugatti se puede ver a través del cristal del reloj
La perfecta reproducción del corazón emblemático de Bugatti se puede ver a través del cristal del reloj

Bugatti y la firma Jacob & Co. presentaron recientemente uno de los relojes más avanzados del mercado, que está inspirado en el modelo Chiron, lo que se evidencia en las formas de la pieza, pero sin dudas lo más llamativo es que incluye un mecanismo que se basa en el funcionamiento del motor W16 del superdeportivo.

El Bugatti Chiron Tourbillon, como se llama el reloj, cuenta con 16 pistones en miniatura que incluso imitan el movimiento de un propulsor de combustión. E incluye dos pequeños turbocompresores para ayudar a generar el movimiento. Y toda esta reproducción perfecta del corazón emblemático de Bugatti se puede ver a través del cristal del reloj.

Esta réplica minuciosa del propulsor W16 de 8.0 litros de la casa francesa demandó 578 componentes y tres días de trabajo sólo programar las máquinas donde crearon las piezas. En el lateral del Tourbillon se ubican tres coronas con el logo de Bugatti, una de las cuales sirve para activar el mecanismo de la reproducción del motor. Al accionarlo, el cigüeñal gira y los 16 pistones bombean arriba y abajo como lo hacen los originales del modelo francés. Eso dura 20 segundos: en los primeros cinco segundos gira a 5.000 rpm, para luego disminuir a las 1.000 vueltas en los 15 restantes. Una maravilla.

Pero como si esto no fuera suficiente, los diseñadores sumaron dos turbocompresores (el coche original tiene cuatro), situados a un costado del bloque del motor en miniatura, que giran sus aspas mientras funciona. Hay más: los ingenieros de Jacob & Co también colocaron cuatro puntos de suspensión, como los del deportivo. “Los amortiguadores permiten que el movimiento flote un poco, hacia arriba y abajo, por lo que tuvimos que desarrollar un sistema de corona especial que se adapte a esta flotación”, explicaron desde Jacob & Co a Magazine Lifestyle.

La pieza exclusiva de Jacob & Co estará limitada a 250 unidades
La pieza exclusiva de Jacob & Co estará limitada a 250 unidades

No es la primera experiencia entre ambas marcas: este Bugatti Chiron 16 Cylinder Tourbillon se suma a otros relojes de tirada limitada también nacidos de la alianza, como el Twin Turbo Furious Bugatti, limitado a 39 unidades o el Epic X Chrono Bugatti, de sólo 110 ejemplares. En este caso, la pieza exclusiva estará limitada a 250 unidades.

“Cuando miro al Bugatti Chiron, la ingeniería perfectamente refinada es tan poderosa que a veces el coche parece estar moviéndose incluso cuando está parado. Esa es la misma sensación que tengo cuando uso nuestros relojes de alta tecnología: una fiebre, una sensación de energía, movimiento y potencia que apenas se puede contener”, señala Jacob Arabo fundador de Jacob & Co.

Fuente: Infobae


Los comentarios están cerrados.